martes, 20 de junio de 2017

CAEN ESTRELLAS FUGACES, de José Gil Romero & Goretti Irisarri









FICHA TÉCNICA

EDITORIAL: Suma
FECHA PUBLICACIÓN: Abril 2017
FORMATO: Ebook
Nº PÁGINAS: 380
ISBN: 9788491291329




SINOPSIS

El cielo de Madrid se tiñe de rojo sangre... El firmamento parece venirse abajo.
Pero este solo es el primero de una serie de sucesos extraordinarios. A lo largo de dos intensos días de septiembre de 1859, dos personajes opuestos llevarán a cabo la investigación de estos fenómenos.
Él es un hombre huraño y cínico, aferrado a la razón, antiguo investigador de falsos milagros que ya no cree en nada; ella, una joven vidente que puede percibir lo que la razón niega pero vive atemorizada por inquietantes visiones.
Su aventura les conducirá hasta los infiernos, la ciudad de abajo, surcado por pasadizos ocultos; y también a los cielos, sobre los resbaladizos tejados. Juntos recorrerán ese siglo XIX que se debate entre la fe y la creencia, la luz y la oscuridad.
Allí, donde acechan los monstruos, una singular belleza brilla junto a lo siniestro.


OPINIÓN PERSONAL

                        «—¿Qué es la sociedad Hermética? —pregunta el hombre de los bastones.
                         Nada más escuchar ese nombre al niño le flaquean las piernas.
                         —¿Usted cree en el demonio, señor Luzón?»


La reseña que os traigo hoy ha sido todo un descubrimiento, aunque tenía mis reservas cuando empecé a leer. Y es que no me va mucho el tema de los ángeles y los demonios. Aún y así quise darle una oportunidad... y menos mal porque en esta novela nada es lo que parece.

Si hay algo que destaca de Caen estrellas fugaces es su magnífica ambientación. La novela transcurre en Madrid, a mitad del siglo XIX. Las descripciones y los diálogos recrean el aura romántica de aquella época, en la que las tradiciones se mezclaban con el reciente interés por la ciencia, la investigación y la modernidad. Visualizas las calles, los edificios, la vestimenta e incluso la forma de hablar, casi como si estuvieras allí mismo. Además, los autores han conseguido hacerlo de una forma muy natural, sin que se haga pesado (y no son pocas las descripciones que hay a lo largo de la novela) ni te desconecte de la trama.

La historia empieza una noche, cuando una tormenta seca descarga rayos sobre la ciudad y el cielo se vuelve de color rojizo. Hay quien intenta encontrar una explicación científica al suceso pero otros, más supersticiosos, creen que se acerca el fin del mundo. Sobretodo después de la aparición repentina de un cuerpo al que parece que le hayan cortado las alas, y del que dicen puede ser un ángel caído.
La investigación sobre el suceso llevará a los personajes a descubrir una macabra trama organizada por una sociedad secreta que intentará acabar con ellos.

Envueltos en un ambiente oscuro, que se refleja muy bien tanto en los personajes como en los diferentes escenarios, la ciencia y lo paranormal se enfrentan, poniéndose continuamente a prueba. Elisa y Luzón, con sus habilidades, son los encargados de mostrarnos la búsqueda de la verdad desde ambos puntos de vista. Son dos personajes con los que he conectado desde el principio.

Precisamente, los personajes son uno de los puntos fuertes de la novela. Son profundos, llenos de defectos y virtudes, apartados de los clichés y muy representativos de la época.
Para empezar, los dos protagonistas comparten dos características: están limitados físicamente y poseen una inteligencia que sobrepasa cualquier dificultad. Pero, en otros aspectos son totalmente opuestos. Elisa, es una vidente ciega que sufre aterradoras visiones y que es capaz de captar aquello que se escapa a la razón. Es reservada y está sola en el mundo pero se desenvuelve muy bien en él. Ante todo, lucha por su independencia, por su identidad, sin amoldarse a lo que la sociedad espera de ella.
Leónidas Luzón, en cambio, es un hombre crítico que se dedicaba a desenmascarar supuestos milagros para el Vaticano. Es un hombre sin fe, pero en su interior lucha por encontrarla. Es un experto frenólogo, es decir, puede adivinar la personalidad de cualquier persona tan solo observando su cráneo y rasgos faciales. Gracias a ello, conocemos a la mayoría de personajes, lo que me ha parecido una forma muy original de presentarlos.
Además, Luzón sufre parálisis desde que era un niño, por lo que tiene que caminar con bastones. No le gusta relacionarse con nadie y los demás lo ven como una persona taciturna y de mal genio.

La novela se enriquece con el resto de personajes, la mayoría esenciales en la trama. Por un lado está el inspector Melquíades Granada, un hombre con un elevado sentido moral, del deber y de la verdad, Es un policía avanzado a su época. Por ejemplo, sabe cómo se trabaja en Scotland Yard y se frustra al ver los métodos de investigación tan rudimentarios de que dispone en España. Es perseverante y concienzudo en su trabajo, pero también un poeta castigado por la vida.
Por cierto, es un personaje real, como también lo es Avelina Avellaneda, más conocida como la Cubana, que en a novela es íntima amiga de Elisa.
El toque maligno lo ponen el conde del Fierro y los hermanos Balan. El primero es un vividor oportunista que ha amasado una gran fortuna a costa de los demás y que solo piensa en ampliar su imperio. Los segundos tienen un pasado muy oscuro y doloroso y están relacionados con el ángel caído. Todos guardan tantos secretos que no os digo nada más para no hacer spoiler. Solo os diré que la explicación del ángel es sorprendente.

Caen estrellas fugaces es una novela escrita en primera persona por un narrador omnisciente y con una pluma ágil y envolvente. La trama es intensa, contiene giros inesperados y te mantiene en vilo casi desde la primera página.
Al principio, tienes la sensación de que los personajes no guardan ninguna relación entre sí pero, a medida que avanza la lectura, sus historias se van uniendo, como las fichas de un rompecabezas, y eres capaz de ver el cuadro completo, que me ha parecido genial. Como igual de genial es el epílogo.
Y para rematarlo, al final de cada capítulo se pueden ver imágenes de la época: calles, cuadros, personajes... Imposible no hacerse una idea de cómo era Madrid a mediados del siglo XIX.
La novela no tiene un final cerrado sino que quedan asuntos por resolver, lo cual me sorprendió porque no sabía que había segunda parte.
Ya estoy deseando leerla.


VALORACIÓN:



Gracias a Edición Anticipada por el ejemplar.

4 comentarios:

  1. Jose Gil Romero y Goretti Irisarri20 de junio de 2017, 13:58

    Nos ha encantado tu reseña!!! Mil gracias por leernos.
    Busca en Facebook La Sociedad secreta de Todos los muertos, reservada para aquellos que ya han leido el libro, y pide acceso!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que os haya gustado. Y muchas gracias por la invitación. No os pensaba perder la pista pero ahora menos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola!!
    Me alegro que te haya gustado, por el momento no me animo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un buen libro, la verdad. Gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar